TRAS BAMBALINAS.- Protección de “plazas”, el interés del cártel de los políticos

Por Jorge Octavio Ochoa.- Ahora, en estos nuevos tiempos, se habla de principios, de moral y de ética, pero curiosamente, es lo que menos nos han demostrado los partidos y la élite política que los dirigen.

Se nos dice que “el que no tiene principios, el que no tiene ideales, el que es un ambicioso vulgar, no debe dedicarse al noble oficio de la política, se debe ir al carajo”. Pues ojalá pudiera ocurrir esto por el sólo hecho de invocarlo.

Es patético ver como en medio de los políticos, hay una sociedad esperanzada, que todavía les cree, sin darse cuenta que lo que menos les interesa a ellos es el bienestar general: sólo hay intereses personales o de grupo.

La reciente reyerta, sobre la presunta desaparición de poderes e instauración de gobiernos interinos en Guanajuato, Tamaulipas y Veracruz nos demuestran crudamente esta afirmación.

Con amagos de autoritarismo se responde a la emergencia de seguridad nacional que está viviendo el país, donde los asesinatos, secuestros y ejecuciones son el pan de cada día sin que ninguno de los tres niveles de gobierno pueda hacer nada

Morena tiene listas en el Senado, sendos proyectos para la desaparición de poderes en Guanajuato y Tamaulipas, gobernados por el PAN, so pretexto del clima de inseguridad que priva en ambos.

En los hechos, la opinión pública sabe que se trata de una respuesta política a la demanda del PAN para desaparecer poderes en Veracruz por la destitución del fiscal Jorge Winckler, vinculado a Miguel Ángel Yunes Linares.

Mientras PAN y MORENA juguetean con esa drástica acción constitucional, otras entidades como Morelos, Michoacán y Guerrero se debaten en una guerra sangrienta de cárteles que el gobierno federal no quiere reconocer.

Ambos partidos proponen este tipo de medidas extremas, no  porque les preocupe la seguridad interior, sino porque responden a la revancha, la venganza y la protección de sus plazas, como auténticos mafiosos de la política.

La propuesta que uno y otro bando plantean implica nombrar gobernadores provisionales en cada caso, conforme a lo que establece la fracción V del artículo 76 constitucional.

El pretexto es que, según los oficios radicados en el Senado, en esas tres entidades, los habitantes se encuentran en un estado de “vulnerabilidad sin precedentes” ante los ataques del crimen organizado.

Hablan de “grave crisis de violencia”, que según ellos se vive desde hace 5 años, “sin que se advierta la presencia, ni la acción, del gobierno de la entidad para brindar protección a las personas”.

Pero, ¿cómo entendemos estos argumentos a la luz de lo ocurrido la semana pasada en Guerrero y Chiapas, donde fueron arteramente asesinados cuatro militares a manos, no sólo del crimen organizado, sino de la propia sociedad civil?  

En Chilpancingo, Guerrero, tres militares murieron y otros tres resultaron heridos el pasado 26 de septiembre, luego de que fueron emboscados en la comunidad de El Balsamar, del municipio de Leonardo Bravo, en la Sierra.

Se trata de una zona donde desde hace más de 20 años se cultiva amapola y la producción minera se ha convertido en motivo de disputa por el control y el cobro de plaza.

En Bochil, Chiapas, elementos de la Guardia Civil fueron agredidos el jueves pasado, cuando realizaban un operativo para bloquear una manifestación de civiles que presuntamente “exigían la entrega de recursos de obras públicas”.

https://twitter.com/i/status/1177333727279452160

En Cuernavaca, Morelos, en plena plaza comercial Bugambilias, un narcotraficante fue ejecutado cínicamente por sicarios que incluso salieron del estacionamiento en un auto plenamente identificado.

La ineficacia del gobernador Cuauthémoc Blanco es más que evidente, pero de esto no parecen darse cuenta en el Senado.  

El índice de homicidios dolosos en Morelos aumentó 38.76 por ciento, al pasar de 436 carpetas de investigación de enero a agosto de 2018, a 608 carpetas en igual lapso de 2019.

Estos diagnósticos funcionan por igual para los casos de Michoacán, Quintana Roo, Jalisco, Colima, Estado de México. ¿Qué, en todos estos estados van a desaparecer poderes?

Como podrá verse, todo esto es una farsa. Todos ellos son unos ambiciosos vulgares y un Presidente que confunde términos entre anarquistas y conservadores pero no presenta un sólo detenido…

Habrá que esperar qué sucede esta Semana que entra en el Senado de la República, donde por cierto, cumple su primer mes como presidenta de la Mesa Mónica Fernández Balboa, luego de la disputa intestina que escenificó Morena.

Puede mencionarse que la sesión en donde se discutieron las Leyes Reglamentarias de la Reforma Educativa, a pesar de la diferencia de opiniones de los diversos partidos, transcurrió sin incidentes.

Bueno, llamó la atención que hasta el senador Martí Batres, quien la antecedió en ese cargo, durante el primer año de la LXIV Legislatura,  la felicitó y elogió por su desempeño.

“… nunca antes de la Presidencia que me tocó encabezar en la Mesa Directiva, hubo tanta libertad para el debate en esta Cámara de Senadores”, dijo el rijoso respecto de la conducción de la tabasqueña en la máxima tribuna legislativa.

Otro momento importante, en el que se significó la paridad de género, fue durante la comparecencia de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, primera mujer en ocupar ese cargo en México.

En un hecho histórico, en ese momento, la Mesa Directiva estaba ocupada única y exclusivamente mujeres de distintas ideologías y partidos: Monica Fernández Balboa, de Morena; Guadalupe Murguía, del PAN; Katya Ávila, de Encuentro Social; Martha Guerrero y Citlalli Hernández, también de Morena.

En tribuna, en carácter de oradora, la priísta Beatriz Paredes, una de las políticas más experimentadas de México.

You may also like...