TRAS BAMBALINAS.- Los de arriba y los de abajo reloaded

Por JORGE OCTAVIO OCHOA.- Amo de las tormentas, el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ha logrado en menos de un año, concitar las pasiones y los odios más enconados que lo convierten, por igual, en uno de los pro-héroes más destacados de la historia reciente en México, hasta el más temible dictador en ciernes, capaz de asentar sus designios, incluso a base de la muerte.  

El punto sobre las íes ha sido, sin duda, la instauración de una Guardia Nacional que va en sentido totalmente contrario de cuanto dijo como aspirante a la Presidencia, luego de haber denostado a las Fuerzas Armadas y haber prometido “regresarlas a sus cuarteles“. Mintió y hoy se preparan los primeros operativos en contra del crimen organizado. El segundo llamado de alerta han sido sus “consultas” sobre la Termoeléctrica en Morelos y la construcción del Tren Maya.

Dos consultas grotescas, realizadas al vapor, sin certeza jurídica alguna y cimentadas sobre la inconformidad de las comunidades indígenas y pueblos originarios de la selva en el sureste mexicano, así como sobre la muerte de Samir Flores Soberanes, uno de los líderes sociales que encabezó la lucha contra la termoeléctrica en los territorios de Emiliano Zapata, de la cual hasta la fecha prevalece el silencio.

Estas decisiones, entre otras varias, han provocado ya una primera movilización, quizá anodina, pero que refleja una profundización del rencor social por lo que el propio Presidente ha denominado una “monstruosa desigualdad” y ha llamado a luchar, desde abajo, “entre todos y de manera pacífica, sin violencia”, pero que revive la añeja lucha de clases entre los de arriba y los de abajo. Aunque para algunos de sus planes tendrá que pisotear precisamente a los de abajo.

Basado en otra mentira, dijo que la consulta “ya se realizó“, lanzando a los opositores una grotesca y grosera burla: “…se les fue, ni modo. Lástima Margarito”. Recordando así la vulgar frase de su director del Fondo de Cultura Económica, Paco Ignacio Taibo II, para quien el actual régimen “ya se las metió doblada” a muchos mexicanos, en medio de una serie de argumentos que justifican proyectos que de hecho ya pretendía el viejo PRI.

El Tren Maya es un antiguo proyecto, que viene desde la época de Miguel Alemán, Presidente que aplicó en México una de las políticas más neoliberales de que se tenga memoria; que propició la expansión territorial de complejos industriales y habitacionales que con el tiempo se convirtieron en nichos de descomposición social. El PRI, perdió autoridad moral y credibilidad. Hoy, López Obrador dice tener ambas, para cumplir los anhelos de sus antecesores.

Así, cerca de 15,000 personas protestaron este domingo en la Ciudad de México contra las decisiones más controvertidas que ha tomado el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien además prepara la aplicación en serio, de su Constitución Moral, para convertir a los mexicanos en inquisidores de las corruptelas y mutar al vecino en el principal delator cuando crea, sienta o vea que ésta existe en la puerta de al lado.   

También prepara ya una iniciativa para regular en México las Redes Sociales, que en el pasado reciente fueron “benditas“, pero hoy en día se han vuelto su maldición, pues la andanada en su contra ha sido de tal magnitud, que orillaron a su esposa Beatriz Gutierrez Muller ha cancelar su cuenta en Twitter, tras las críticas por haber usado a la agencia Notimex, para promocionar una canción entonada a dueto con Tania Libertad.

López Obrador dejó entrever su molestia por el creciente volumen de MEMES que en las últimas dos semanas han surgido contra sus decisiones y declaraciones. Calificó a los ‘bots’ como una “perdedera de tiempo” y aseguró que, sin duda, existen servicios de este tipo pagados por quienes buscan generar daño. Estas expresiones pusieron en relieve un ambiente de ruptura con los medios de comunicación y con algunos comunicadores específicos.

Así, a principios de la semana pasada, sin dar nombres, AMLO denunció una red de columnistas “a sueldo” de anteriores gobiernos. “Aquí en la presidencia se le compraban servicios de columnistas”, afirma @lopezobrador_. No va a dar a conocer los nombres, pero advierte que esto no va a volver a suceder”. Es la advertencia, luego de una semana negra, en que la popularidad se va desmoronando y del 80% se va al 65% de aceptación en menos de un año.

Ese es el primer capítulo de “Los de Arriba y Los de Abajo”, remasterizado y reloaded


You may also like...