Seremos incluyentes con personas que padecen Síndrome de Down: Bautista Guzmán

Irma Fabiola Bautista Guzmán, candidata por la coalición PRD-PRI a la titularidad de la alcaldía Iztacalco, hizo un llamado a los habitantes de la demarcación a que no discriminen ni excluyan a las personas que padecen el Síndrome de Down, toda vez que también tienen derecho a disfrutar plenamente de la vida.

Durante un conversatorio denominado “Entendiendo el Síndrome de Down”, que sostuvo vía Zoom con vecinos de la jurisdicción, agregó que durante mucho tiempo, los individuos que se encuentran bajo esa condición física, han quedado marginados por la sociedad.

En la Ciudad de México –dijo- por desgracia esas personas aún enfrentan el estigma, discriminación, barreras legales, actitudes y entornos que impiden su participación en las comunidades donde viven.

Durante su participación, Bautista Guzmán lamentó que además no son reconocidas ante la ley y tampoco tienen el derecho a votar ni a ser elegidos en época de comicios a cargos de representación popular.

Mostró su desacuerdo en que la capacidad diferente de dichas personas en muchos casos sea utilizada como motivo legítimo para privar a las personas privadas de su libertad para toda su vida,en instituciones especializadas.

La abanderada del PRD hizo hincapié en que los niños y adolescentes con discapacidad intelectual en muchos países no tienen derecho a la educación, por lo que sus padres optan por llevarlos a escuelas especiales y en el último de los casos, solamente mantenerlos en casa.

Ante este panorama, Fabiola Bautista, quien ha tenido estrecho acercamiento con gente que tiene síndrome de Down, aclaró que no es una enfermedad, sino una afección en la que el sujeto tiene un cromosoma extra.

“Los cromosomas son pequeños “paquetes” de genes en el organismo. Determinan cómo se forma el cuerpo del bebé durante el embarazo y cómo funciona mientras se desarrolla en el vientre materno y después de nacer”, explicó.

Ante ello, recomendó a los participantes del conversatorio que lean el libro “Soné que Era Normal”, donde Ginger Clarkson la autora, “con muchos años de experiencia en esta especialidad nos descubre su travesía con tres personas autistas que le cambiaron la visión que tenía del autismo”.

Es un relato conmovedor y aleccionador –manifestó- de cómo la imposibilidad de la comunicación verbal, un cuerpo disfuncional, o percepciones sensoriales distorsionadas no son limitantes.

You may also like...