Romper con el pacto de la normalización de la 4T: Adriana Dávila

El gobierno de la Cuarta Transformación que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador ha encontrado en la normalización de la violencia, la crisis economía, la salud y la división del país la venda perfecta para invisibilizar y callar a quienes más han llevado las de perder en esta administración, así lo señala la integrante de Acción Nacional y del colectivo de mujeres 50+1, Adriana Dávila Fernández.

Ante este panorama, la diputada -considerada una de las mejores voces que tiene el blanquiazul en el Congreso- señala que México actualmente vive cuatro crisis que deben de ser resueltas con urgencia de cara a las elecciones más grandes de la historia: la seguridad en general, pero en especial en materia de feminicidios; el de la autonomía económica, la salud y la división ideológica que ha generado el partido en el poder.

AMLO el violentador más grande del país

La legisladora originaria de Tlaxcala subraya que la llegada a la presidencia de López Obrador resultó todo un balde de agua fría para las mujeres en el país, pues no sólo han aumentado las cifras de feminicidios en un 13%, sino que además quitó recursos a los refugios y asociaciones que atendían a víctimas de la violencia, mientras que las políticas de prevención que se han implementado han sido prácticamente nulas.

Sumado a ello, Dávila Fernández señala que AMLO es “el violentador más grande que tenemos en este país y el ejemplo de macho” que además ha puesto en marcha toda una maquinaria de normalización de las violencias de las que son víctimas las mujeres a diario.

Tenemos un aumento de más o menos el 13% en feminicidios, que alguien puede decir que ‘el 13% son dos o tres diarios’, o sea, es como si no contara y empezamos a minimizar la situación, normalizamos que ya haya una muerta más ‘ah, antes eran cinco, ahora son seis’”, señala la diputada y apunta que el hecho de que en México sean asesinadas 11 mujeres cada 24 horas no sólo son un número más, sino también implican que una familia esté de luto, que un hijo quede huérfano, una madre que llora o  un padre que busca a su hija.

La abanderada panista también hace énfasis en la opacidad que muestra el Gobierno Mexicano al ser cuestionado sobre las cifras exactas de violaciones, mujeres desaparecidas, o niñas y adolescentes víctimas de feminicidio bajo el argumento de que las llamadas “mañaneras” son un “ejercicio de rendición de cuentas” cuando detrás de ese telón sólo hay un ejercicio propagandístico.

Mujeres sometidas por los bolsillos

El ámbito de la seguridad no ha sido el único en el que se ha embestido a los ciudadanos, pues Adriana Dávila recalca que el segundo problema que vive el país es la autonomía económica, un problema que se viene arrastrando incluso antes de que México viviera la llegada del coronavirus.

La pandemia no ha sido la única causa por la que las personas han perdido el poder adquisitivo y por lo que no hay dinero en los bolsillos”, aclara la también exsenadora, sino porque también se ha ahuyentado la inversión empezando con las cancelaciones de megaproyectos como el NAIM.

Para Dávila, el gobierno de la Cuarta Transformación no ha logrado o no ha querido entender que es la iniciativa privada la que genera los empleos en el país y no el Gobierno como AMLO ha querido hacer creer, pues éste sólo debe establecer las condiciones y vigilar las buenas prácticas que las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas proporcionan a los trabajadores.

Al igual que en el tema de inseguridad, las mujeres son las que han salido más desamparadas en este caso, pues calcula que por lo menos el 50.1% de los hogares mexicanos tienen a una mujer como sostén familiar.

La mayor parte de los hogares que son sostenidos por mujeres son por micro y pequeñas empresarias. Déjame decirte una estética, por ejemplo, o una lonchería, o un despacho contable […] Un ejemplo de microempresaria a la que le costó mucho trabajo montar su estética y tiene 10 empleados y de esos 10 empleados pues tiene que despedir a la mitad y luego tiene que quedarse sola porque ya no le alcanza para pagar los sueldos”, describe y destaca que en este sentido también se aplica la normalización al pensar que el cierre de esos locales no afecta a quienes no los frecuentan.

Otra espina que le han clavado a la población femenina y que no le ha permitido obtener una autonomía económica es la de las estancias infantiles, espacios que ayudaban a las mujeres y que también fueron extintos en el 2019 por la aplanadora de Morena bajo la excusa de que había “corrupción”, misma que nunca fue comprobada y que no hizo más que poner en riesgo a los menores de edad que tuvieron que ser dejados al cuidado de otras personas, pues la evidencia apunta a que la mayoría de casos de abuso sexual se dan en los hogares por personas cercanas.

Las mujeres hemos avanzando en algunas cosas que tienen que ver con nuestras autonomías, la autonomía económica es una de ellas, o sea pasa a depender de un varón económicamente que te puede maltratar a un gobierno violentado que hoy te tiene detenida, amarrada y sometida porque depende de lo que te dé, lo cual me parece más grave”, crítica y asegura que López Obrador quiere a las mujeres abnegadas en sus casas.

Pandemia como “anillo al dedo”

Adriana Dávila también apunta que la pandemia de coronavirus le cayó a AMLO como él mismo lo dijo “anillo al dedo”, pues declara que la crisis sanitaria comenzó a invisibilizar otros problemas en el sistema de salud que comenzaban a reflejar el “desprecio por la vida” del gobierno morenista.

La legisladora del PAN señala que hoy en día el sistema nacional de vacunación no existe, lo que pone en riesgo que otras enfermedades ya erradicadas vuelvan a brotar como es el caso del sarampión.

Otra piedra en el camino, apunta, es la desaparición del Seguro Popular que no ha hecho más que saturar al IMSS o al ISSSTE bajo el argumento de que quienes no tienen seguridad social ahora pueden atenderse en cualquier lado, situación que se ha agravado aún más por la pandemia de COVID-19.

A ello también se suma la desaparición del fondo de gastos catastróficos de aquellos padecimientos que generan un “tsunami” en la familia como lo es el cáncer, pues es difícil de atender. Este fondo también fue desaparecido bajo la premisa de que guardaba corrupción.

Es como si te metieras a una casa, ves que la puerta se cayó, la ventana se rompió el vidrio, la manija del baño … pues ya no sirve, en lugar de arreglarlos, pues incendias la casa”, compara y señala que este tipo de acciones cuestan la vida a cuatro niños con cáncer al día… “Lo mismo con el FUCAM”, añade.

Unidad y acabar con la normalización

Adriana Dávila Fernández recalca que las elecciones del próximo 6 de junio son una gran oportunidad para dejar de minimizar problemas como la inseguridad, la falta de trabajo, dinero y la crisis de salud, pues permite a los ciudadanos exigir a quienes buscan ser sus representantes romper con el pacto de la normalización.

Normalizar estas cosas es gravísimo para este país […] hoy tenemos que hacer que esto nos importe, y porque sí nos importa, lo que tenemos que hacer es no acostumbrarnos”, menciona.

La panista asegura que la elección más grande de todos los tiempos va a poder cambiar el destino de las mujeres, las niñas, los niños, los adolescentes, las micro, pequeñas, medianas empresarias que lo que quieren es una mano que los auxilie, por lo que hace un llamado a exigir a los políticos de todas las banderas que atiendan estas grietas, empezando por dejar atrás la división y empezar a alzar la voz, pues recalca que no hay luchas ajenas.

La generación de la unidad es lo que tenemos que luchar, porque además va a ser la más difícil de resolver; cuando resolvamos esa las otras tres pueden ser mucho más fácil de combatir porque tendremos a mexicanas y mexicanos unidos en una misma causa”, pide.

You may also like...