Reduce el BM de 2 a 1.7% la previsión de crecimiento en 2019

La incertidumbre relacionada con la política económica del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha llevado al Banco de México a mantener una tasa de interés de referencia elevada, lo que perjudicará el crecimiento, aseguró el Banco Mundial al reducir este jueves, por segunda ocasión en el año, la previsión sobre el desempeño de la economía en 2019.

México comienza el año con un crecimiento modesto, pero estable, apuntó el organismo. Sin embargo, la tasa de política monetaria, fijada por el Banco de México, actualmente en 8.25 por ciento, sigue estando entre las más altas de las economías de la región, lo cual refleja la necesidad del banco central de defender el peso, dadas las señales contradictorias de la administración actual con respecto al futuro de las políticas económicas, aseguró.

En el informe semestral de la oficina del economista en jefe para América Latina, el organismo redujo de 2 a 1.7 por ciento la proyección de crecimiento para 2019, que ya había sido ajustada a la baja en enero, de 2.5 a 2 por ciento. Para 2020 el organismo redujo su proyección de 2.4 por ciento pronosticado en enero, a 2 por ciento en este nuevo reporte.

Se prevé que México crezca un 1.7 por ciento, lo que refleja principalmente las preocupaciones de los mercados por las señales un tanto contradictorias con respecto al curso futuro de la política económica, considera el Banco Mundial; las señales de la nueva administración han sido mixtas y sólo el tiempo dirá qué orientación prevalecerá. Pero, mientras tanto, es probable que la incertidumbre relacionada con la política económica obligue al banco central a mantener una política monetaria restrictiva, lo que perjudicará el crecimiento, se lee en el informe.

Para ejemplificar las señales un tanto contradictorias para el mercado, el organismo comienza por señalar el malogrado aeropuerto de Texcoco, que como presidente electo Andrés Manuel López Obrador decidió cancelar tras una consulta ciudadana; pero, destacó, por otro lado, el nuevo gobierno presentó un presupuesto fiscal relativamente prudente para 2019.

Tras ello, continúa el Banco Mundial, los efectos comerciales de la reforma energética de la pasada administración han sido suspendidos, lo que ha llevado a un cuestionamiento del futuro de la política energética en México. Mientras simultáneamente se alienta al mercado con una reducción de la tasa impositiva para las ofertas públicas iniciales de capital y la promoción para que los fondos de pensiones inviertan en una gama más amplia de instrumentos.

Los ajustes del organismo internacional se dan luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en los Precriterios de Política Económica considerará que la economía mexicana no crecerá al ritmo que tenía proyectado en un inicio de cuando presentó sus directrices de recaudación y gasto para este año, sino en un rango de 1.1 y 2.1 por ciento.

You may also like...