Medio centenar de lesionados, en el Día Internacional de la Mujer; vandalismo gana

Cientos de mujeres salieron a las calles este lunes 8 de marzo para exigir un alto a la violencia de género, cuyo punto final de las manifestaciones fue el zócalo capitalino.

El vandalismo, como en ocasiones anteriores, fue la nota discordante de un reclamo que en México tiene una dimensión especial.

Cada día, en este país, al menos 11 mujeres son asesinadas sin que hasta el momento el gobierno haya logrado cambios importantes en las estadísticas y en los hechos.

Del 1 de diciembre del 2018 al 7 de marzo del 2021 han desaparecido 4 mil 267 mujeres en México, contra 2 mil 418 desaparecidas con Peña Nieto.

Cuando inició el sexenio de Fox fueron 63; con Calderón se disparó a 476 y desde entonces se ha convertido en una crisis a la que ningún gobierno ha dado respuesta cabal.

Bajo este panorama, las mujeres de México irrumpieron nuevamente en el Zócalo, luego de congregarse en varios puntos de la ciudad.

Al grito de “fuimos todas”, un grupo de ellas logró tirar las vallas que estaban colocadas frente a Palacio Nacional, entre conatos de violencia provocados principalmente por los llamados grupos “anarcos”, que permanecieron todo el tiempo encapuchados.

La policía tuvo que dispersar con gases lacrimógenos a varios grupos de mujeres pero aún así algunas de ellas lograron derribar 6 de las enormes vallas de metal.

En respuesta a estos hechos, las manifestantes prendieron fuego a los escudos de algunos policías.

A su paso, las manifestantes lograron replegar a los cuerpos policíacos en varios puntos, arrojando piedras, botellas de agua y otros objetos por toda Avenida Juárez, donde causaron destrozos.

Los policías tuvieron que arrojar gas a las manifestantes, se replegaban al Centro Cultural José Martí y al andador que está frente al edificio Trevi.

You may also like...