Los datos “están mal”; la ASF se presta para mal informar a “los adversarios”

Están mal los datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), respondió tajante el presidente Andrés Manuel López Obrador y acusó a ese órgano independiente de estar informando mal “a los adversarios”.

Así, en lo que fue la primera revisión de la cuenta pública 2019 de la llamada Cuarta Transformación, el mandatario dijo tener “otros datos”, tal como ha respondido a otras denuncias de irregularidades.

La más grave hasta el momento, es la de Jóvenes Construyendo el Futuro da recursos a fallecidos y empresas fantasma. Sin embargo, sin atender los requerimientos, la 4T anunció que adelantará 3 meses de becas para cumplir así la veda electoral.

El dato que más preocupó al mandatario, fue el relacionado al costo de la suspensión del aeropuerto que se construía en Texcoco, pues la ASF calculó las pérdidas en más de 300 mil millones de pesos, lejos de los 70 mil que dijo López Obrador.

“Exageran y no solo eso, están mal sus datos, yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos los de la Auditoría Superior de la Federación porque le están dando mala información a nuestros adversarios, y yo creo que no deben de prestarse a esas campañas”.

Sin embargo, existen datos muy graves respecto a otros programas insignia de la 4T, como son Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía, Banco del Bienestar, Becas para Jóvenes y adultos mayores.

Aunque el monto es menor al de otras irregularidades detectadas en el primer año de la 4T, el hecho que involucra encierra un mensaje absolutamente contrario a la presunta lucha contra la corrupción que dice encabezar López Obrador.

El programa Jóvenes Construyendo el Futuro tiene irregularidades por al menos 51 millones 213,600 pesos derivados de empresas fantasma o que fueron registradas sin su consentimiento.

También hay entrega de recursos a personas que ya recibían apoyos para estudiar, así como a otras que ya habían fallecido. Además de ello, hay una serie de hechos cuya información está reservada por 5 años, como es la compra de las vacunas contra el Covid19.

Junto a las Becas para el Bienestar Benito Juárez, Jóvenes Construyendo el Futuro es uno de los programas más populares de la gestión federal actual y también uno de los que más críticas ha recibido, incluso del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este organismo independiente, considera que puede incentivar la deserción escolar debido a que el monto que entrega es superior al que se da en las becas para estudiar.

El programa a cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), encabezada por Luisa María Alcalde, para ese año entregaba 3,600 pesos a cada uno de su 1 millón 120,543 “jóvenes construyendo el futuro” que entonces alimentaban sus filas.

Con motivo de la veda electoral, Luisa María Alcalde anunció con gran entusiasmo, que se entregarán más de 12 mil pesos en esta ocasión, lo que en muchos sectores ha sido considerado como una abierta intención de compra de votos.

La Auditoría de Cumplimiento Forense 2019-0-14100-23-0374-2020 consigna que la Secretaría del Trabajo transfirió apoyos a las cuentas bancarias de 68 beneficiarios después de que estos habían fallecido, uno de ellos desde abril había causado baja en el programa.

El importe total entregado fue de 482,400 pesos, de los que se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal.

Identificaron también el registro de negocios inexistentes como centros de capacitación: la empresa INAEP, S.A.S. de C.V. no fue encontrada en ninguno de los tres domicilios registrados pese a que reportó la capacitación de 212 beneficiarios.

En la dirección de Construcciones y Servicios Lukman, S.A. de C.V., se encontró una casa habitación sin capacidad para alojar a los 129 beneficiarios que debía capacitar.

A su vez, representantes de Barista Factory, S.A.S. de C.V. y Technogourmet, S.A.S. de C.V denunciaron ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México usurpación de identidad por dar de alta sus empresas en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro. A las empresas se les asignaron 179 y 198 becarios, respectivamente.

La Secretaría del Trabajo otorgó apoyos por 51 millones 213,600 pesos a 3,371 beneficiarios que al mismo tiempo recibían dinero en otros programas: Jóvenes Construyendo el Futuro en su modalidad Apoyos del Sector Educativo de la Secretaría de la Educación Pública (SEP) y la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, así como del Programa de Apoyo a la Educación Indígena del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas.

Esto a pesar de que los beneficiarios manifestaron bajo protesta de decir verdad, que no se encontraban estudiando ni trabajando, señala la ASF.

López Obrador centró su respuesta en el caso del aeropuerto de Texcoco, y con ello englobó todas las demás irregularidades, aunque no las mencionó en absoluto.

“Entonces me gustaría que ellos aclarara sobre ese dato que está mal, es exagerado, si fuese así entonces nos iba a costar el aeropuerto no 300 mil, entonces 600 mil millones de pesos el aeropuerto de Texcoco, aún así nos ahorraríamos pues como 300 mil millones, con el aeropuerto que estamos construyendo en lo que era la base militar de Santa Lucía”.

 

TRAS BAMBALINAS. “Ya me cansé”, “Ya Chole”, “Apaga un foco”

You may also like...