Intereses políticos, detrás del conflicto de la UAM

En medio del silencio de las autoridades federales, alumnos, maestros y trabajadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) marcharon el jueves pasado, para exigir la reanudación de las clases luego de más de 80 días de huelga, que dan por perdido definitivamente el primer trimestre de clases en esa institución.

La marcha partió del Palacio de Bellas Artes al Zócalo capitalino, con una asistencia de más de 4 mil personas entre estudiantes, académicos y trabajadores que incluso están en contra del SITUAM.

Los alumnos han interpuesto un amparo ante la Suprema Corte para que el Poder Judicial ordene la reapertura de los planteles y a la par continúen las negociaciones entre el sindicato y las autoridades de la institución, en virtud de que el conflicto ha hecho nugatorio lo que establece el 3o Constitucional sobre el derecho a la educación. Sin embargo, detrás del conflicto también hay graves intereses políticos y económicos.

Según analistas políticos, detrás del conflicto están las altas esferas del gobierno federal como es el subsecretario de Educación Superior de la SEP, Luciano Concheiro, amigo personal de AMLO, profesor de la UAM Xochimilco, que quiso ser rector de esa Unidad pero perdió la nominación ante Fernando de León, quien presuntamente fue apoyado por la actual alcaldesa de Morena en Tlalpan, Patricia Aceves.

También se menciona reiteradamente a Arturo Alcalde, padre de la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde. Desde la fundación del SITUAM ha sido asesor jurídico de dicho gremio y se cree que es la mano que busca la instauración de una nueva mega central sindical que fortalezca al Frente Auténtico del Trabajo, del cual fue fundador, y se convierta en el sustituto de la CTM de México.

El columnista Salvador García Soto advierte que el FAT, fundado en 1960, se mueve en una red nacional similar a los Servidores de la Nación, de Morena y su objetivo es refundar el sindicalismo, para lo cual han establecido alianzas con el senador Napoleón Gómez Urrutia, cuyos nexos en los sindicatos de Estados Unidos y Canadá explican la presión del Partido Demócrata para aprobar la reforma laboral, además del apoyo que sindicatos canadienses están otorgando al SITUAM y a sus demandas de huelga.

De acuerdo con datos oficiales, el SITUAM ha obtenido grandes sumas de dinero cada año en “apoyo” a eventos como Día del Maestro, 10 de Mayo, Día del Niño, Juguetes, Mantenimiento STUNAM, Congreso General, Aniversario Situam, Gastos Administrativos Situam, Biblioteca Sindical, Fomento al Deporte, Fomento Cultural. Todo, por sumas superiores a los 2 millones de pesos.

En una consulta realizada por la comunidad de la UAM, el 94% se pronunció en contra del mantenimiento de la huelga. Al respecto, el Presidente López Obrador no ha dedicado ni una sola palabra en sus llamadas “mañaneras”, en parte también, porque los reporteros de la fuente no le preguntan sobre ello.

You may also like...