Fuerzas Armadas al límite de la tolerancia

De acuerdo con un despacho de la agencia AP, y reproducido por el portal Sin Embargo, hay indicios de que los militares en México se están cansando de ofrecer la otra mejilla ante la evidencia de que los cárteles están usando a la población civil como escudos humanos.

Incluso, lugareños de algunos municipios aparecen armados hasta con piedras y garrotes para enfrentar al Ejército sin que éste pueda responder los ataques criminales que tan sólo en las últimas semanas han cobrado la vida de 4 militares en Guerrero y Chiapas.

El informe de AP destaca que López Obrador le dio al Ejército un papel mucho más prominente que el que ha tenido en décadas, pero al mismo tiempo ordenó evitar responder las agresiones. Esto agota la paciencia del Ejército y los soldados han empezado a disparar al aire en enfrentamientos recientes.

En los últimos meses, las patrullas han sido maltratadas, desarmadas y humilladas por la población. En mayo circuló un video de un escuadrón de media docena de soldados que eran secuestrados y desarmados por elementos asociados a una banda del occidente de México.

Los soldados son empujados e insultados hasta que aceptan devolver un rifle de francotirador calibre .50 que había sido confiscado por una patrulla previa. Si bien algunos consideraron esto una humillación, López Obrador invitó a los soldados a su despacho y los felicitó por mantener la cabeza fría y no abrir fuego

El 7 de septiembre, en el vecindario de La Llave, en el estado de Querétaro, unos 50 lugareños se reunieron en las vías de un tren para robar a los pasajeros, una escena cada vez más frecuente en México. Generalmente colocan piedras, troncos o neumáticos en las vías para hacer que el tren se detenga y robar

Cuando se presentó una patrulla del Ejército para poner fin al saqueo, la gente la recibió a piedrazos y garrotazos. Este tipo de acciones había estado funcionando y el ejército se limitaba a mirar indefenso cómo de producía el saqueo. Esta vez, los asaltantes hirieron a dos soldados y trataron de sacarles sus armas.

A esta altura, según el Ejército, sonaron algunos disparos –no está claro quién los hizo– y el oficial a cargo de la patrulla disparó contra el piso. Dos civiles sufrieron heridas de bala, aunque el Ejército no dijo que el oficial les había disparado.

You may also like...