Fracasan cinturones de paz; revuelta y caos en la CDMX

En un rotundo fracaso terminó este 2 de octubre la estrategia de “cinturones de paz” desplegados por el gobierno capitalino y el llamado del Presidente López Obrador se topó con la abierta burla de grupos anarquistas y redes sociales que socarronamente pedían a las “madrecistas” de los vándalos meter al orden a sus muchachos.

Como en las dos marchas anteriores, grupos de encapuchadas rompieron el “Cinturón de Paz”, lanzaron petardos, bombas molotov y realizaron pintas y destrozos en edificios del Centro Histórico de la Ciudad de México durante la marcha para exigir justicia a 51 años de la matanza de estudiantes en Tlatelolco, ante civiles que nada pudieron hacer.

Un grupo de comerciantes con gorras rosas intentó repeler a los contingentes de negro que avanzaban sobre la avenida 5 de mayo, a la altura de la calle Juan Palma, y que lanzaron la primera bomba molotov. La súplica de “no más violencia, no más violencia” quedó en el vacío y ante el riesgo de ser agredidos por los vándalos.

Elementos de la policía también lanzaron petardos y gases lacrimógenos mientras el contingente anarquista avanzaba, pero el operativo dejó en medio de la confrontación a civiles que insistían “no más violencia”. Una mujer del grupo anarquista utilizó laca y un encendedor para lanzar fuego quien se le acercaba mientras otros gritaban “ya suéltenlos, ya suéltenlos. Muy chingones con el pueblo, con el narco maricones”.

La concentración comenzó en la Plaza de las Tres Culturas y grupos como el Comité 68 llegaron de forma pacífica al Zócalo. Sin embargo, calles atrás, personas encapuchadas protagonizaron diferentes hechos violentos. En 5 de mayo, explotó una bomba molotov y a una chica se le empezó a quemar el cabello, pero la ayudaron pronto a apagarlo. En la misma calle, continuaron después las explosiones y encapuchados lanzaron objetos a policías con escudos.

You may also like...