Escala confrontación AMLO vs órganos autónomos; cacería contra CRE, dicen

La confrontación del Presidente de la República con organismos e instituciones autónomas escaló ayer en las redes sociales.

Luego de cuestionar al presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), el mandatario se fue ahora contra Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) y dijo que éste no pasaría si le hicieran un examen de eficiencia.

Paralelamente, en las redes sociales apareció información donde cuestionan la integridad moral de López Obrador y divulgan que su esposa cobraba más de 40 mil pesos mensuales mientras lo acompañaba en la pasada campaña electoral.

Esto ocurrió en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), donde Beatriz Gutiérrez Müller, cobraba sin impartir una sola clase por andar en los mítines del ahora presidente de la República.

La escritora cuenta con el cargo de “profesora investigadora” dentro de la Universidad creada por AMLO y cobraba 40 mil pesos por mes pese a que no asistía a clases.

López Obrador había criticado al INEE luego de que un reportero, en la rueda de prensa matutina, le dijera que la Junta de Gobierno del INEE “o sea, los de arriba” se quedaron con los mismos sueldos mientras que despidieron a 218 trabajadores.

“Ese es el problema, como son autónomos…”, señaló AMLO y afirmó que será necesario, en la medida de lo posible, “quitar” todos esos organismos “que son onerosos”, es decir, que generan grandes y pesados gastos.

Luego siguieron los señalamientos en contra del comisionado presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, por un presunto conflicto de interés.

García Alcocer dejó en claro que no solicitará licencia a su cargo, además explicó que sólo el Senado de la República puede removerlo y dijo “he cumplido con la ley, aquí estoy y aquí estaré”.

El funcionario pidió audiencia con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador “para que escuche mi verdad”, dijo.

“Nada de lo señalado en la conferencia de prensa representa conflicto de interés o actitud inapropiada de mi parte”, dijo.

En conferencia de prensa, subrayó que los permisos de la CRE se otorgan a quienes cumplan con los requisitos de ley, lo cual no significa trato preferencial o conflicto de interés.

Asimismo, expresó su preocupación de que se utilicen las instituciones de gobierno con fines políticos, ya que atribuyó las investigaciones en su contra a las críticas que hizo sobre la terna que envío el gobierno federal para la Comisión Reguladora de Energía.

En redes sociales, García Alcocer publicó un documento donde explica en términos legales el por qué no existe conflicto de interés, pero por toda respuesta, la Secretaría de la Función Pública (SFP) informó que ha iniciado una investigación debido a los permisos que ese organismo autónomo le otorgó a empresas vinculadas a un hermano y a un primo de su esposa.

Además, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio vista a la Procuraduría Fiscal de la Federación de posibles actos de defraudación fiscal al detectar transferencias millonarias de dinero que las empresas vinculadas a García Alcocer, dedicadas a la perforación de pozos de gas y petróleo, realizaron hacia el extranjero por montos de 47.8 millones de pesos y 148 millones de dólares.

García Alcocer asegura que desde 2016, año en que asumió el cargo de Comisionado Presidente de la CRE, puso a disposición del público y las autoridades competentes, su declaración de intereses, la cual se encuentra disponible en el portal de la Secretaría de la Función Pública.

El Comisionado detalló que la declaración de intereses se incluyó en la Ley de los Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética y en la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

En este documento se puede verificar que un hermano de su esposa trabaja en una empresa proveedora de la industria de energía eólica, sin embargo, cabe señalar que esta empresa no es regulada por la CRE, razón por la cual las decisiones de la CRE no pueden tener ningún tipo de injerencia hacia la misma.

Aunque por otro lado, de acuerdo al grado de parentesco por afinidad (Art 294.- “El parentesco de afinidad es el que se contrae por el matrimonio, entre el varón y los parientes de la mujer, y entre la mujer y los parientes del varón; entiéndase por parientes los hermanos; no los primos”) , la Ley limitaría al cuñado de Guillermo Alcocer si la empresa fuera regulada por la CRE, pues el Código Civil explica que:

Art 12. Se considerará que existe interés directo o indirecto cuando un Comisionado:

Tenga parentesco en línea recta sin limitación de grado, en la colateral por consanguinidad hasta el cuarto grado y en la colateral por afinidad hasta el segundo, con alguno de los interesados o sus representantes y siendo su cuñado (hermano de su esposa) un colateral por afinidad de segundo grado, estaría violando la Ley.

También en la declaración quedó asentado que un primo de mi esposa trabaja en una empresa que sí cuenta con un permiso de la CRE. Pero ese permiso fue otorgado antes de que Alcocer fuera designado Comisionado por el Senado de la República.

Además que por la anterior norma del Código Civil, el primo queda fuera del margen de la limitante que generaría un supuesto conflicto de interés, por lo que no hay delito que perseguir.

Pasante de derecho, titular de Asuntos Laborales en Cultura de la CDMX

En medio de esta confrontación, ayer trascendió en redes sociales otro caso de un funcionario del nuevo régimen, que se desempeña como titular de un Departamento de Asuntos Laborales sin haber terminado siquiera su carrera todavía.

La Ley Federal de Trabajo obliga a los representantes y asesores legales en materia laboral a contar con cédula profesional o carta de pasante vigente expedida por autoridad competente para ejercer la profesión de abogado o licenciado en derecho.

Para expedir la carta de pasantía, la UNAM exige a los alumnos la acreditación íntegra de los primeros seis semestres de la licenciatura en derecho en los planes de estudio 1447, 1694 y planes de Curso Superior de Posgrado.

Nubia Patricia Machain Castillo es la jefa de la Unidad Departamental de Asuntos Laborales de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Entre sus responsabilidades se encuentra la de atender y dar seguimiento a los juicios laborales, contencioso administrativos y de amparo en los que la secretaría sea parte.

Sin embargo, Nubia Machain todavía es estudiante de la licenciatura en derecho en la Facultad de Derecho de la UNAM. Cursa el sexto semestre.

Asumió su cargo en la Secretaría de Cultura capitalina con la llegada del nuevo gobierno de Morena, que encabeza Claudia Sheinbaum Pardo. Su jefe directo es Joaquín Arista Dávila y ambos le reportan al secretario de Cultura, el exdiputado José Alfonso Suárez del Real y Aguilera.

Según el manual administrativo de la Secretaría de Cultura vigente en la administración anterior (2012-2018), el documento que rige la operación cotidiana de la dependencia, el responsable de los asuntos laborales debe revisar y gestionar “trámites jurídicos relacionados con averiguaciones previas y/o penales y expedición de constancias”.

El manual se encuentra en proceso de reforma por la nueva administración capitalina, por lo que la versión resultante no está disponible todavía.

 

Fines de semana o vacaciones

http://abnb.me/EVmg/kWE1V1dhbG

 

You may also like...