El SAT realizó el operativo más grande de la historia de cajetillas ilegales que NO contenían código de seguridad

El Consejo Nacional de la Industria Tabacalera (CONAINTA) felicita a las autoridades por el decomiso de cajetillas ilegales sin código de seguridad, realizado el pasado 2 y 3 de septiembre, en varias entidades federativas de la República y que representa el más grande en la historia de estos productos ilícitos.

Los decomisos se realizaron en los estados de Baja California, Jalisco, Nuevo León y Sonora, en donde el Servicio de Administración Tributaria y la Agencia de Investigación Criminal de la Fiscalía General de la República incautaron:

  • 1,259,674 cajetillas de cigarros ilegales, lo cual representa 25,193,480 cigarros de las marcas Link, Garañón, Soberano, Málaga, Cherokee, Roma, Cali, Maverick, Palenque, Indy y Bahrein.
  • 728 cajetillas ilegales, lo cual representa 14,560 cigarros de las marcas Link, Garañón, Zapata, Cali, Marble y Roma en 18 puntos de venta que comercializaban producto sin código de seguridad.
  • Y embargaron 73.7 toneladas de tabaco labrado a granel (una producción estimada de 100,747,900 millones de cigarros) y maquinaria de activo fijo que no acreditaron la legal estancia y tenencia en el territorio.

Este resultado es producto de inteligencia federal en materia de comercio exterior y fiscal y representa el aseguramiento en materia de cigarro y tabaco más grande en la historia del SAT. Este tipo de acciones mitigan las operaciones ilícitas y evitan la defraudación fiscal del comercio informal.

 

Al respecto, CONAINTA mencionó que: “Estas medidas de control son indispensables para combatir los cigarros sin código de seguridad y de mala calidad. Con estas acciones, las autoridades están protegiendo al consumidor y al mismo tiempo aseguran que todos pagamos los impuestos que nos corresponden”. 

  • A nivel nacional, “17 de cada 100 cigarros que compran los mexicanos son ilegales”.

 

  • El 52.3% del producto ilícito es fabricado en México, mismo que no porta el código de seguridad del SAT

 

 

El Presidente de CONAINTA reiteró que además del compromiso de productores y autoridades, la sociedad requiere del apoyo de los vendedores para asegurar que los cigarros que ofrecen en los puntos de venta cuentan con el código de seguridad. “Al final, nos conviene a todos” 

You may also like...