De pronto descubren la podredumbre del Poder Judicial

Horas después de que algunos medios de información habían dado el nombre de Jorge Arturo Camero Ocampo, como el magistrado suspendido indefinidamente al descubrirle “ingresos irregulares”, el presidente de la Suprema Corte convocó a conferencia para confirmar dicha filtración.

Arturo Zaldívar, habló en rueda de prensa sobre la suspensión de “un magistrado” de ese órgano judicial, pero rechazó dar el nombre; “tiene inconsistencias financieras bastante importantes, es lo único que puedo decir”, dijo el titular del Poder Judicial,

Así, a tan sólo un día de haber afirmado que el Presidente López Obrador nunca lo ha presionado ni ha influido en los fallos de la Corte dijo que contra el ministro separado de su cargo “se lleva a cabo una investigación” que podría desentrañar toda una red de corrupción.

Con ese doble lenguaje, Zaldívar dijo no poder dar el nombre del inculpado “por presunción de inocencia”. pero que de llegar “a buen puerto” las investigaciones, “se darán cuenta que ahí se rompió una red de corrupción muy importante que había en el Primer Circuito”,

“Esto se sabrá una vez que termine la investigación, que haya una sanción, si es que la hay, del pleno del Consejo; después, él tiene un recurso ante el pleno de la Corte y, hasta ese momento, antes no, puedo revelar el nombre”.

Joaquín López Dóriga y Carmen Aristegui publicaron en sus portales que el nombre del involucrado es Jorge Arturo Camero Ocampo, relacionado con los amparos contra la construcción del aeropuerto de Santa Lucía. Es integrante del décimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

Las normas del Poder Judicial Federal (PJF) facultan al CJF para solicitar información de las cuentas bancarias y movimientos financieros de jueces y magistrados federales, a fin de confirmar la legalidad de sus ingresos.

Arturo Zaldívar, declinó también opinar sobre la actuación de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en el caso del ex ministro Eduardo Medina Mora a quien congelaron sus cuentas bancarias y las de sus familiares más cercanos poco antes de que se siera a conocer su renuncia.

Dijo ser respetuoso de las decisiones que tomó Medina Mora y que no le corresponde opinar sobre temas en los que no tiene competencia jurídica en su calidad de presidente de la Corte, puesto que no interviene nunca en el proceso de renuncia.

Mientras tanto, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, aseguró que las cuentas bancarias de Eduardo Medina Mora fueron bloqueadas tras su renuncia a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y no antes de ella, por lo que no hubo presión.

https://twitter.com/i/status/1181700986227871746

Mientras tanto, en el portal Aristegui Noticias, insistieron en que no está claro el momento jurídico en que la UIF solicitó el congelamiento de cuentas bancarias de Medina Mora y sus familiares más cercanos.

La renuncia del ministro Eduardo Medina Mora se dio a conocer la tarde del jueves 3 de octubre, primero a través de trascendidos en las redes sociales de algunos medios y fue confirmada hasta la noche tanto por el presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, como por la Presidencia de la República, a donde fue entregada sin explicación de motivos e incluso sin fecha.
Aunque no se sabe la hora, ese mismo 3 de octubre, la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo de Santiago Nieto, envió a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores una solicitud para bloquear las cuentas de 11 sujetos o empresas investigadas, entre ellos el propio Eduardo Tomás Medina Mora Icaza, además de sus hermanos José Medina Mora Icaza y Juan Pablo Medina Mora Icaza, así como el caso del empresario José Susumo Azano, según documentos revelados por el periodista Mario Maldonado en El Universal, quien aceptó compartirlos con los usuarios de Aristegui Noticias. 

El sábado 5 de octubre, tras ser aceptada la renuncia de Medina Mora por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador, la misma UIF solicitó el desbloqueo de las cuentas relacionadas con Medina Mora, aunque el documento tiene fecha de recibido hasta el lunes 7 pues la CNBV no trabaja los fines de semana.

En la “motivación del requerimiento” sólo se apunta que la UIF “en uso de sus facultades legales y reglamentarias, se suspenden los efectos de la inclusión a la Lista de Personas Bloqueadas”. “Lo anterior con el fin de que se requiera a las instituciones financieras se reanuden de manera inmediata los actos, operaciones y/servicios de las personas a las que se refiere el citado oficio”, apunta.

En un tercer oficio de la UIF a la CNBV -el mismo 5 de octubre- sólo se pide dejar congeladas las cuentas relacionadas con José Susumo Azano y su empresa Security Tracking Devices, a la que la Sedena le compró equipo especial para intervenir comunicaciones y mensajes de teléfonos celulares. 

El desbloqueo de las cuentas relacionadas con Medina Mora, según Santiago Nieto, se da “cuando hay derechos de trabajadores, accionistas o proveedores. Lo hemos hecho en infinidad de asuntos”. 


You may also like...