Consulta bañada en sangre, pero termoeléctrica va

Tres días antes de la “consulta” sobre la termoeléctrica de La Huexca, fue ejecutado uno de los principales opositores al proyecto: Samir Flores Soberanes.

Sin embargo, el diario Reforma consideró increíble y muy sospechoso que, en menos de 12 horas, el fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara concluyera que al activista lo mató el crimen organizado.

En la muerte de Samir Flores, dijo nada tiene qué ver su oposición al proyecto de la planta eléctrica, dijo el fiscal sin aportar mayores pruebas de sus dichos en uno u otro sentido.

Lo más sospechoso es que hizo tales afirmaciones sin haber podido realizar  peritajes porque los pobladores montaron barricadas en protesta por el asesinato.

Días antes de su asesinato, Flores Soberanes encaró al súper delegado federal, Hugo Éric Flores para expresar que no permitirían el proyecto.

El lunes pasado también fue acribillado otro opositor al proyecto: Rubén Fajardo.

Flores, indígena náhuatl de 35 años y fundador de la radio comunitaria Amiltzinko, lideraba el movimiento de oposición al proyecto desde la localidad de Amilcingo.

Las comunidades locales han estado luchando desde el 2012 contra el Proyecto Integral Morelos, que contempla la puesta en marcha de dos plantas  termoeléctricas de la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE), un gasoducto para abastecer a la planta con gas natural en Huexca y un acueducto.

Las comunidades, en su mayoría indígenas, que rodean el volcán Popocatépetl, incluido el municipio de Amilcingo, donde residía Flores, se oponen al proyecto debido a los riesgos medioambientales, de salud y seguridad así como los problemas de suministro de agua que puede provocar.

Los Pueblos en Defensa del Frente de Tierra y Agua (Morelos, Puebla y Tlaxcala) informaron en un comunicado que dos vehículos estacionaron frente a la vivienda de Flores alrededor de las 5 de la mañana del miércoles (hora local). Las personas armadas del interior de los coches le llamaron y cuando éste salió le mataron a disparos. El activista murió poco después en el hospital.

Estas instalaciones ya están construidas pero paralizados por las denuncias de los habitantes de la región.

Para desencallar el tema, Andrés Manuel López Obrador, anunció la celebración el próximo fin de semana (23 y 24 de febrero) de una consulta ciudadana para evaluar el futuro de la obra, de más de 1.000 millones de dólares, que el nuevo mandatario izquierdista apoya.

El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDT) responsabilizó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador del asesinato del activista Samir Flores Soberanes, opositor al Proyecto Integral Morelos, ocurrido la madrugada de este miércoles en la localidad de Amilcingo, municipio de Temoac, Morelos.

 

 

You may also like...