¿Con qué criterios y estudios fijaron el salario del Presidente? pregunta la SCJN

El pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) concluyó el análisis del proyecto de la acción de inconstitucionalidad a la Ley de Remuneraciones y por mayoría de votos pidió al Congreso de la Unión establecer los parámetros para fijar el sueldo del presidente.

Con ello, el Congreso tendrá que indicar en breve, cuál fue el estudio que llevó a concluir que el Presidente de la República debe ganar 108 mil pesos mensuales.

“Creo que sería muy importante que le demos al Congreso el tiempo necesario para poder legislar, porque es una materia muy delicada y, además, es mucho lo que está en juego y lo que se ha ponderado; y un poco el malestar que existe en el aparato burocrático del Estado”, expresó el ministro Alcántara luego de definir la votación de este lunes.

En el último día de análisis a la inconstitucionalidad 105/2018 y su acumulada 108/2018, que comenzó a ser discutida desde el pasado lunes 12 de abril, el ministro Juan Luis Alcántara sumó los ocho votos necesarios para destrabar el proyecto que había logrado votaciones divididas.

Con ello, el Alto Tribunal determinó invalidar 6o. y 7o. de la Ley Federal de Remuneraciones, así como los art. 217 bis y ter del Código Penal Federal, que definen el delitos de “remuneración ilícita” y “el establecimiento discrecional de remuneraciones”.

Mientras tanto, se acuerdo con un análisis de la firma Lockton México, La sustitución del salario mínimo por la Unidad de Medida y Actualización (UMA) ya tiene un impacto negativo en las pensiones del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), debido a la disparidad que existe entre ambos referentes.

El valor de la UMA se determinó en 2016 igual al salario mínimo en 73.04 pesos diarios y se actualiza cada año conforme al índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del mes de diciembre del año inmediato anterior.

Sin embargo, en 2017 la diferencia entre el valor de la UMA y el Salario Mínimo fue de 6 por ciento; en 2018 de 9% y en 2019 la diferencia es de 21.5%, pero si se considera el salario mínimo de la frontera Norte, éste es alrededor del doble de la UMA.

“Existe una ambigüedad en cuanto al manejo de la UMA en seguridad social, ya que la Ley del Seguro Social no prevé la UMA, por lo que no está regulada en esta materia, pues el Congreso de la Unión debió modificar dicho cuerpo normativo”, argumentó la firma especializada en seguros.

Consideró importante modificar las leyes y regulaciones para dar la claridad necesaria en cuanto a la aplicación de la UMA o del Salario Mínimo y eliminar la ambigüedad que existe en la actualidad.

“En general, los sistemas de pensiones requieren mejorar de forma importante su nivel de financiamiento y el considerar la aplicación de la UMA en la determinación de las cuotas y beneficios (excepto los mínimos) permitirá́ contener los costos de los mismos, evitando una mayor carga social para las futuras generaciones”.

Al analizar la Ley del IMSS de 1997, el beneficio de la pensión será aquel que se pueda otorgar con base en el monto de recursos acumulados en la cuenta individual de la Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).

Según estadísticas del IMSS, alrededor de 75% de los trabajadores afiliados cotiza con un salario igual o menor a cinco UMA (equivalente a 12,842), se espera que estos trabajadores reciban el monto equivalente a una pensión mínima garantizada de un salario mínimo.

Esta actualización de la pensión mínima conforme al salario mínimo representará para el gobierno federal un mayor déficit (gasto), el cual crecerá en mayor proporción de lo que crecerían las cuotas determinadas con base en el salario mínimo.

En cuanto a los beneficios en la Ley de 1973 dado que la pensión no depende del monto acumulado por las cuotas, sino del salario de cotización del empleado de los últimos cinco años, el utilizar el salario mínimo para determinar las pensiones generaría un aumento significativo en gasto de las pensiones que no podría ser financiado con el alza en las cuotas pagadas al IMSS.

Para 2019, el Presupuesto de Egresos de la Federación considera el pago de pensiones por 948,000 millones de pesos, 17% del presupuesto total. Para el año 2040, se espera que el gasto en pensiones pudiera duplicarse con respecto al actual.

You may also like...