China y México: trabajando juntos y con esperanzas por un futuro mejor

Por Zhu Qingqiao

China y América Latina y el Caribe cuentan con similares objetivos y misiones de desarrollo, así como intereses comunes generales en salvaguardar la soberanía y los intereses de seguridad y desarrollo, buscar un camino del desarrollo sostenible y promover la justicia internacional. La cooperación entre China y América Latina y el Caribe constituye una parte importante de la Cooperación Sur-Sur.

Con la repentina epidemia de COVID-19, China y los países latinoamericanos y caribeños han trabajado juntos y se han ayudado mutuamente, mostrando plenamente una profunda amistad fraternal. En la etapa más difícil de la lucha de China contra el coronavirus, los gobiernos y pueblos de muchos países de esta región brindaron activamente solidaridad y apoyo a China. Después de que la epidemia se propagó por los países de América Latina, el presidente Xi Jinping y los líderes de los países de este territorio intercambiaron llamadas y cartas, encabezando la lucha conjunta contra la epidemia y promoviendo el desarrollo.

China ha donado a los 30 países de América Latina y el Caribe más de 34 millones de equipamientos y suministros médicos de urgencia y ha organizado cerca de 50 videoconferencias para el intercambio de experiencias. Además, China ha exportado activamente vacunas a más de 10 países de esta región, superando las dificultades de la limitada capacidad productiva y la gran demanda nacional. También China ha ayudado a México abrir un “puente aéreo”, facilitando los 40 vuelos fletados por México para comprar suministros chinos contra la epidemia. Asimismo, México se ha convertido en el primer país de Latinoamérica en aprobar el uso de emergencia de dos vacunas chinas. Las vacunas chinas y otros productos médicos han sido bien recibidos y reconocidos por el gobierno y el pueblo mexicanos. “Gracias a la vacuna china podemos ver la luz al final del túnel” y “gracias a China” se han convertido en expresiones populares en las redes sociales mexicanas.

La epidemia no impide la cooperación sino-latinoamericana. La construcción conjunta de la Franja y la Ruta con alta calidad entre ambas partes ha logrado avances fructíferos. En el primer semestre de 2021, el volumen de comercio entre China y América Latina y el Caribe llegó a 92.3 mil millones de dólares, un aumento del 35,7% con respecto al mismo periodo del pasado año. Con el hecho de que el volumen de comercio bilateral ha incrementado el 45,3%, China sigue siendo el segundo socio comercial y el tercer destino exportador de México.

Mientras amplían la cooperación en áreas emergentes como la sanidad y la medicina, la economía digital, la ciencia y tecnología y la innovación, China y México impulsan activamente construcción de infraestructuras, proyectos de comunicaciones y parques industriales. En mayo del presente año, entró en servicio la ruta directa entre la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, y la Ciudad de México para transporte exclusivo de carga. Es la primera de su tipo entre la parte continental de China y México. Su habilitación abre un nuevo horizonte para la conectividad entre China y América Latina.

Desde el año 2020, China y México, que actualmente ejerce la Presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños(CELAC), celebraron exitosamente varios eventos importantes como la videoconferencia especial entre los ministros de Relaciones Exteriores de China y de países de América Latina y el Caribe sobre el combate contra la epidemia de COVID-19, el Foro de Ministros de Agricultura, el Foro de Cooperación en Tecnología Digital para Luchar contra la COVID-19, el Foro de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Foro de Intercambio en Medicina Tradicional, etc. Estas actividades contribuyen a promover la construcción de una relación sino-latinoamericana en la nueva era basada en la igualdad y la ganancia compartida, la innovación, la apertura y el beneficio para los pueblos y de la comunidad de futuro compartido China-ALC.

El poeta mexicano Alfonso Reyes expresó “la única manera de ser provechosamente nacional, consiste en ser generosamente universal”. El próximo año marcará el 50º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y México. La relación bilateral se encuentra en una etapa histórica crucial de desarrollo y transición, intercambios políticos más intensificados y la cooperación de mutuo beneficio más al día. En los últimos dos años, desde que me nombraron embajador de China en México, he tenido la convicción de que México y los países latinoamericanos tienen un gran entusiasmo a la hora de profundizar la cooperación con China y una gran esperanza hacia el desarrollo conjunto. Estoy convencido de que China y América Latina, y en particular China y México, avanzarán de forma conjunta hacia la conquista de un futuro mejor.

El autor es el actual embajador de la República Popular China en México.

You may also like...