Cártel de Reyes Saldívar busca quedarse con el contrato marco en SHCP

A lo largo de más de diez años el también líder de la UNITYEL, Marco Antonio Reyes Saldívar, ha emprendido una estrategia de hostigamiento y competencia desleal  en contra de empresas del sector.

A raíz de que la Secretaría de Hacienda, a cargo de Arturo Herrera, informó sobre la elaboración de un contrato marco para la contratación de los servicios de limpieza de las oficinas públicas, Marco Antonio Reyes Saldívar, mejor conocido como el Zar de la Limpieza, echó a andar su maquinaria mediática en contra de sus competidores para que el reparto del pastel sea entre unas cuantas empresas, entre ellas las de su familia.

Y es que la Oficial Mayor, Thalía Lagunas, dará a conocer en los próximos días, las reglas de este convenio y publicará los nombres de las empresas que cumplieron con los requisitos para poder participar sujetándose a él, con lo que tendrán el beneficio de ahorrarse el proceso de licitación pública en las dependencias que requieran del servicio.

A lo largo de más de diez años el también líder de la Unión Nacional Independiente de Trabajadores y Empleados de Limpieza (UNITYEL), Marco Antonio Reyes Saldívar, ha emprendido una estrategia de hostigamiento y competencia desleal  en contra de empresas del sector, la cual no se entendería sin el control que tiene sobre la UNITYEL, desde donde presiona a autoridades del IMSS y de la STPS para que envíen revisiones a empresas competidoras a las de su familia.

El llamado Zar de la limpieza logró acaparar la mayoría de los contratos públicos de limpieza de oficinas del Gobierno Federal durante la administración de Enrique Peña Nieto. Ahora con el Presidente López Obrador ha logrado mantener varios de ellos, actuando como un verdadero cártel.

Las empresas que forman parte de su cártel de limpieza son RAPAX, OCRAM SEYER SEMALYN, con las cuales, Marco Reyes, buscan adherirse al contrato marco. Estas empresas son bien conocidas por simular competencia y por utilizar esquemas como el escalonamiento de precios, para sacar de la jugada  a sus competidores.

Como parte de su modus operandi para ganar contratos, este grupo, evade el pago de cuotas obrero patronales al IMSS, al tener registrados sólo a mil doscientos trabajadores, de un total de más de siete mil operarios. Con este robo a los trabajadores, el Zar de la Limpieza, ha logrado obtener grandes utilidades, lo que le permite repartir dinero entre funcionarios públicos y comunicadores para atacar de manera sistemática a otras empresas del sector.

Esperemos que las autoridades de la Secretaría de Hacienda tomen en cuenta los malos antecedentes de este grupo, que está muy cerca de formar parte de la delincuencia organizada y que lleva años causando un daño patrimonial al Estado Mexicano al evitar la libre competencia en este sector.

You may also like...