Caos por bloqueo de taxistas en la CDMX

Esta mañana miles de ciudadanos del Estado de México y la CDMX padecieron el caos y la deficiencia del transporte público por el bloqueo de las principales avenidas por parte del Movimiento Nacional Taxista.
Desde temprana hora, miles de usuarios del metro hacían fila para poder abordar como podían algún convoy y así poder llegar a sus lugares de trabajo o centros de estudio.
La alta demanda de usuario hizo que se saturaran las líneas 1, que corre de Observatorio a Pantitlán; 2, de Cuatro Caminos a Tasqueña; 3, de Indios Verdes a Universidad; 7, de El Rosario a Barranca del Muerto; 9, de Tacubaya a Pantitlán; A, de Pantitlán a La Paz; y B, de Ciudad Azteca a Buenavista.
-Pinches monos, ¿y así quieren que la gente los apoye?, comentó desesperada una pasajera que llevaba 20 minutos sin poder ingresar al metro en la terminal de Indios Verdes.
-Que primero limpien sus unidades, que se bañen porque ni siquiera van aseados, que en verdad garanticen la seguridad de las mujeres, que aprendan a manejar porque la mayoría de ellos son cafres y sobretodo que no alteren los taxímetros… eso deberían hacer esa bola de flojos, afirmó otras pasajera de la tercera edad.
-Es cierto señora-, comento un joven que la acompañaba- que no culpen a los de Uber o Didi, ellos ni la hacen de tos ni salen con sus jaladas que a ese lado no voy, ellos nos llevan y punto. Pero un taxista, quiere cobrar lo que quiere y hasta parece que nos hacen un favor con darnos el servicio.
Algunos usuarios desesperados se dieron a la tarea de buscar alternativas de transporte para llegar a sus fuentes de trabajo, situación que fue aprovechada por microbuseros y algunos taxistas que no se sumaron a los bloqueos quienes vieron la oportunidad de poder cobrar un poco más.
Los microbuseros les cobraban a los usuarios entre 10 y 20 pesos para irse por “sus rutas alternas” y evitar lo más que se pudiera el caos vial, incluso hubo pasajeros que se pknía de acuerdo y tomar un taxi colectivo.
“Páseleeeeee… lo llevamos directo al paraderoooo, éste si le cobra 10 pesos”, gritaban un hombre y una mujer quienes se disputaban las “propinas” que les daban los choferes de las combis por llenarles su unidad.
-Óigame, que no se supone que del Barquito para Pantitlán cobran 5 pesos, reclamaba una señora con sus hijos.
– Pues si quiere, sino tome taxi o camínele pa’l Bordo, respondió en tono burlón el gritón que apuraba a la gente a subir al microbús.
En otros puntos de la ciudad, grupos de taxistas agredían a automovilistas al apedrearles sus vehículos.
Armados con palos y piedras, fuera hombre o mujer, si observaban que los estaba grabando les lanzaban insultos y les aventaban piedras.
-Ve a grabar a tu pinche madre… gritaba un tipo con una “mona” en la mano y después de darle “el golpe” al solvente, se acercó a escupir al auto de una joven que grababa el bloqueo. Esta acción fue celebrada por el grupo que bloqueaba la entrada del Ecatepec a la CDMX.
Nadie estaba a salvo en este día de caos.

You may also like...