AMLO se brinca al INE y firma un acuerdo en materia electoral

En acuerdo amorfo, conocido sólo por los firmantes, el presidente de la República y los gobernadores estatales signaron este martes un Acuerdo Nacional por la Democracia sin la participación de la autoridad encargada para ello: el Instituto Nacional Electoral (INE).

Aunque de antemano la ley los obliga a ello, los mandatarios se comprometieron a garantizar elecciones libres, limpias y respetar la voluntad del pueblo, según difundió en su cuenta de twitter el propio presidente López Obrador.

Rechazó que sea un documento redundante por ser algo que está previsto en la ley. “No es innecesario, porque tenemos que ayudar todos para que se garanticen elecciones limpias y libres”.

Los gobernadores que integran la Alianza Federalista (panistas en su mayoría) resaltaron que ellos no firmaron físicamente el acuerdo, pues quien lo hizo fue la presidenta de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), Claudia Pavlovich, de Sonora.

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, relató al reportero Francisco Garfias la situación inédita que se vivió en Palacio Nacional. “Nomás nos veíamos unos a otros, no entendíamos. Pensé que nos iban a dar el documento. No nos dieron nada”.

Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, habló por los panistas y lamentó que no se ampliaran temas como vacunación y educación. El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, dijo que como ya está todo previsto en la ley solo acudió a pasear.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, dijo que es un acuerdo “básico”, pues ya está previsto en la Constitución, y recordó que uno de los protagonistas debe ser el propio Instituto Nacional Electoral.

López Obrador evadió estas críticas y se remontó a la historia, a las épocas del presidente Francisco I. Madero que recomendaba a los gobernadores no hacer fraude en las elecciones, “y eso es lo que estamos haciendo”.

Dijo que es un acuerdo para que no se repartan despensas, no se compre con dinero el voto, no se condicionen los programas sociales, no haya carrusel, urnas embarazadas, no voten finados, no falsifiquen actas”.

Lo llamó un “parteaguas” y recordó que el fraude electoral ya es delito grave en nuestro país. “Para que la gente sepa y nos ayude vigilando y denunciando si hay irregularidades (…): el fraude electoral es delito grave, no hay derecho a fianza, que lo sepan los de arriba y los operadores”.

La reunión se realizó a dos semanas del inicio del proceso electoral y en un evento privado de menos de 30 minutos, al que acudieron 30 gobernadores —faltaron Enrique Alfaro, de Jalisco, y Quirino Díaz, de Sinaloa—

También acudieron Alejandro Gertz, fiscal General de la República (FGR); el titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), José Agustín Ortiz Pinchetti, y Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

You may also like...