Niega existencia de Pacto de Silencio, pero rechaza enjuiciar a ex Presidentes

amlo-y-los-expresidentes.png

El Presidente de México rechazó que exista un “Pacto de Impunidad” con su antecesor, Enrique Peña Nieto, pero aclaró que él estaría en contra de someter a juicio a los ex Presidentes “porque no creo que le convenga al país”.

Sin embargo aseguró que si la ciudadanía reúne las firmas necesarias, se lleva a cabo la consulta y piden sean enjuiciados, “respetaría la decisión de la gente y si la opinión de la gente es que se enjuicie a los expresidentes lo tendríamos que hacer”.

“Si los ciudadanos reúnen las firmas que se requiere y se hace una consulta y la gente dice: ‘Queremos que se proceda en contra de los expresidentes, de cuando menos Salinas para acá, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña Nieto’, se consulta y la gente dice: ‘juicio’.

“Yo votaría en contra y lo argumentaría. Si vamos muy bien para qué nos vamos anclar en un asunto que nos puede distraer, que nos puede quitar tiempo para avanzar en la transformación o que nos confronte”, dijo el mandatario mexicano.

Recordó que cuando él tomó posesión de la Presidencia, aclaró que no estaba de acuerdo con perseguir a ex presidentes. “Que era mejor condenar el modelo neoliberal, que es mucho mejor que estar persiguiendo a políticos o influyentes, es mejor ver hacia el futuro porque así ya no volvemos a cometer los mismos errores o que vuelva el engaño”.

El mandatario mexicano explicó que envió nuevamente la iniciativa para que al presidente de México se le pueda juzgar como a cualquier ciudadano. “Ya estoy enviando de nuevo la iniciativa para que no quede ninguna duda, porque no se aprobó”.

La iniciativa decía, la reforma al 108, que al presidente se le podía juzgar por traición a la patria y por delitos graves como corrupción y otros delitos graves, pero se dejaba afuera cualquier otro delito.

Sí se podía juzgar al presidente por corrupción, pero hay otros delitos no considerados graves en donde se podía interpretar que al presidente no se le podía juzgar por esos delitos. Vamos a suponer que hay un agravio en la familia, el presidente maltrata a su esposa, y es un delito, pero como no está considerado delito grave no se le puede juzgar.”

“Entonces, ahora, para que no quede duda, lo que estoy enviando es una iniciativa que dice, palabras más, palabras menos, que al presidente se le puede juzgar por cualquier delito como a cualquier otro ciudadano”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top