Desvío multimillonario fondea proyecto AMLO para rifa de avión

En lo que podría convertirse en el desvío millonario más grande del presente sexenio, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador utilizará para su proyecto de rifa del avión presidencial TP-01, 2 mil millones de pesos producto de un contrato irregular que realizó el Infonavit en la época de Alejandro Murat, actual gobernador de Oaxaca.

El periódico Excelsior dio a conocer en su nota principal de este miércoles 12 de febrero, que los dos mil millones de pesos que Telra regresó al gobierno, como parte de un acuerdo reparatorio por un proyecto no consolidado con el Infonavit, sólo es 40% del total que la firma recibió del instituto.

Un documento en poder de Excélsior señala que el Infonavit firmó tres contratos con Telra entre 2015 y 2016 para que la empresa reparara o remodelara viviendas abandonadas y luego las arrendara o vendiera. También obligó al instituto a no firmar otros contratos similares.

El 31 de mayo de 2017, el Infonavit estableció que esos contratos lo afectaban, por lo que determinó cancelarlos.

Telra no aceptó esto y advirtió acciones legales contra el instituto, lo que implicaba un daño al erario por 15 mil millones. Tras negociar, Telra pidió 4 mil 800 millones para no ir a juicio. Entre octubre de 2017 y marzo de 2018 el Infonavit dio seis pagos a Telra que sumaron 5 mil 088 millones. Sin embargo, el cheque presentado el lunes por el presidente López Obrador era por 2 mil millones.

Telra sólo devuelve 40% de recursos

Los dos mil millones de pesos entregados por la empresa forman parte de un acuerdo reparatorio con el gobierno.

Los dos mil millones de pesos que Telra Realty devolvió al gobierno federal por un proyecto no consolidado con el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) sólo representan el 40% del total que la empresa recibió por parte del Instituto, pero forman parte de un acuerdo reparatorio.

El lunes, en la rueda de prensa matutina, el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, entregó al presidente Andrés Manuel López Obrador un cheque por dos mil millones de pesos que, gracias a gestiones de la Consejería Jurídica de la Presidencia de la República, Telra Realty devolvió al gobierno federal.

De acuerdo con un documento en posesión de Grupo Imagen, el Infonavit firmó tres contratos con Telra Realty, dos en 2015 y uno en 2016 (este último cuando el instituto no contaba con director), para que la empresa se hiciera cargo del programa Movilidad Hipotecaria.

Por ejecutar el programa, la empresa cobraría a los derechohabientes y acreditados el 10 por ciento por concepto de operación, sin distingo de salario

El contrato señalaba que el Infonavit cedía a Telra Realty las tareas de reparación, remodelación y readaptación de viviendas abandonadas, para su posterior arrendamiento o venta; obligaba al instituto a no establecer contratos similares con otras empresas e impedía el acceso del instituto a su plataforma informática.

El 31 de mayo de 2017, el Consejo de Administración del Infonavit estableció que los contratos afectaban el carácter de entidad de interés público del instituto, permitía que un particular realizara tareas propias de ese organismo y afectaría el derecho de trabajadores de ejercer el acceso a la vivienda, por lo que se determinó dar por concluidos dichos contratos.

El 13 de junio, la empresa notificó al Infonavit que no aceptaba la terminación de los contratos y advirtió que iniciaría acciones legales contra el instituto.

“Dados los documentos reportados por la empresa concesionaria en el recurso de mediación, la valuación del capital y de la demanda por daños y perjuicios podría ascender a los 15 mil 600 millones de pesos (o incluso mayor)”, señala el documento.

En una valuación externa, el Infonavit estimó dicho pago en siete mil 600 millones de pesos.

Tras llevar a cabo diversas negociaciones, Telra Realty estableció en cuatro mil 800 millones de pesos el monto mínimo que debía recibir del instituto para no recurrir a procedimientos judiciales.

El Infonavit efectuó seis pagos a Telra los cuales fueron distribuidos así: tres por mil millones de pesos, que fueron efectuados en octubre, noviembre y diciembre de 2017 cada uno, sumando tres mil millones.

Al año siguiente, en 2018, se realizaron otros tres pagos en enero, febrero y marzo, por un monto de 696 millones de pesos cada uno, con los cuales sumaron dos mil 88 millones de pesos.

En conjunto, representaron un monto que ascendió a cinco mil 88 millones de pesos devueltos a Telra Realty.

El cheque presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el lunes pasado era por la cantidad de dos mil millones de pesos.

El proyecto fallido del Infonavit con Telra Realty para el programa de vivienda representó pérdidas por tres mil 88 millones de pesos.

El caso

Puntos clave del Programa de Movilidad Hipotecaria

Febrero de 2015

El Consejo de Administración aprueba el programa.

Marzo de 2015

Se pacta el contrato con Telra Realty, sin número y en exclusividad.

Septiembre de 2015

El consejo de administración aprueba la estrategia de administración del plan.

Marzo de 2016

Inician conversaciones con Telra Realty para dar por concluido el contrato.

Mayo 2017

El Consejo de Administración del Infonavit da por terminado contrato.

Junio 2017

Notifican a Telra Realty la finalización de los contratos e inicia la mediación.

Octubre de 2017

Dan el primer pago a Telra Realty por mil millones de pesos.

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *