Fantasioso y fuera de la realidad, paquete económico de López Obrador

Dinero.jpg

Al concluir el presente año, difícilmente se logrará un ingreso total de 5 billones 800 mil millones de pesos y al no variar la actual administración sus criterios, será prácticamente imposible alcanzar los seis billones 100 mil millones que se propone para 2020, advirtió hoy el PRD al iniciar el análisis del paquete económico de Andrés Manuel López Obrador.

Igual fracaso –dijo- se prevé en materia de gasto con “programas sociales” que no son eso, sino proyectos electoreros y de dinero tirado a la basura, lo mismo que supuestos “proyectos de inversión”, como los destinados a Pemex y el aeropuerto de Santa Lucía.

Antonio Ortega, integrante de las comisiones de Hacienda  y de Presupuesto, enfatizó que el Paquete Económico entregado no puede ser aprobado como está pues no presenta correcciones con respecto a lo hecho en este 2019. Dijo que prácticamente, se repite el mismo esquema e, incluso, da prioridad a programas clientelares.

 Además, alertó sobre la estrategia gubernamental de endurecer las acciones para cobro de impuestos: “En tiempos de recesión –precisó- es mala idea aumentar la recaudación vía impuestos con grados de chantaje y presión”

 “Al SAT se le están dando dientes para desatar una campaña a fin de generar ingresos mediante el terrorismo fiscal. Estamos precisando los términos del presupuesto; pero repite la receta y nos va a conducir a situación similar a este 2019”, subrayó.

El legislador indicó que el gobierno debe inclinarse por políticas concentradas en disminuir impuestos y generar confianza a la inversión: “Si vamos a establecer una estrategia similar frente al 2019, ¿qué nos hace pensar que las cosas van a cambiar? ¿Cómo crecer al 2.5 por ciento si no hay rectificaciones?”, cuestionó.

Planteó que se debe generar confianza para la inversión, reinstalar licitación de rondas petroleras; revisar el Plan de negocios de PEMEX. Es el tercer rescate que se le hace en el actual gobierno, dijo, y recordó que ya antes esta empresa ha sido objeto de 4 rescates durante los sexenios de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, sin que hasta el momento se vean resultados. No hay claridad –dijo- de lo que se pretende hacer. Igualmente se debe hacer la reinstalación de Zonas económicas, sostuvo.

En tanto, La calificadora Moody’s ubicó a Petróleos Mexicanos (Pemex) como una de las cuatro empresas del sector en el continente cuyo grado de inversión está en peligro, lo que las ubicaría como “ángeles caídos”.

La firma internacional refirió en un reporte que cambió la perspectiva de Pemex de estable a negativa en junio pasado, luego de ese mismo cambio en la calificación soberana de México.

Señaló que los otros potenciales “ángeles caídos” son Buckeye Partners, EQT y Perú GNL, cuya calificación se encuentra en perspectiva negativa y bajo riesgo de caer a grado especulativo.

“Cada una de las compañías de energía cuyo grado de inversión está en peligro corren el riesgo de convertirse en ‘ángeles caídos’ por diferentes razones”, señaló en su informe.

El pasado 4 de septiembre, Moody’s anticipó que un entorno de menor crecimiento en el mediano plazo y un eventual aumento de la deuda por más apoyos a Pemex, ponen en riesgo de rebaja la calificación soberana de México; y en consecuencia, la de la empresa petrolera mexicana.

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, señaló que “es un presupuesto fracasado y continuista que no atiende las causas más importantes del desarrollo económico, impuesto por las mayorías artificiales del partido oficialista –Morena- que dejará a México en un estancamiento económico”.

Aseveró que es necesario construir un presupuesto en el que estén de acuerdo todas las fuerzas políticas y no sólo la imposición de una mayoría, a fin de que los recursos lleguen a todos los niveles de gobierno y órganos autónomos.

“Hoy faltan medicamentos en los hospitales, no hay apoyo al Conacyt, falta apoyo a deportistas, no hay seguridad, hay desempleo y el crecimiento económico fue del cero por ciento”, puntualizó.

Aseguró que este presupuesto no genera condiciones de confianza a los inversionistas, ya que a su vez el gobierno deja de invertir en infraestructura, uno de los rubros más importantes para que haya desarrollo e inversión.

Para lo único que va a alcanzar –dijo- es para los programas sociales electorales del Presidente de la República, como el de Jóvenes Construyendo el Futuro, que además es opaco y sin padrones confiables.

“Los mexicanos no sabemos a dónde se están fugando esos miles de millones de pesos. Si queremos que en México haya empleo, inversión y crecimiento económico, necesitamos cambiar radicalmente este presupuesto”, finalizó..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

scroll to top