México tiene un fondo de estabilización financiera de 280 mmdp para paliar la peor crisis: SHCP

México cuenta con un fondo de estabilización financiera por 280 mil millones de pesos, para contrarrestar una crisis o cualquier debilidad económica que afecte el crecimiento del país hasta en una caída de 5.0 por ciento, pero se necesitan herramientas legales claras para poderlo utilizar, alertó el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera.

“Tenemos los recursos necesarios para paliar la peor crisis que pudiéramos tener, ahora lo que nos hace falta es eliminar las reglas que nos dicen que sólo los podemos utilizar cuando ésta esa crisis”, comentó ante representantes del sector financiero reunidos en el congreso de Fitch Ratings para la Inversión, Crecimiento y Disciplina Fiscal.

Manifestó que México cuenta con más de 280 mil millones de pesos en fondos para contrarrestar una caída en los ingresos presupuestados, pero no para impulsar la economía antes de una crisis. ahora lo que tenemos que generar son reglas que nos digan que lo podemos utilizar en otro momento.

Herrera explicó que ese fondo representa poco más de un punto porcentual del Producto Interno Bruto; por lo que si hubiera una caída de la actividad económica altísima de 5.0 por ciento del PIB, la cual aseguró sólo ha ocurrido tres veces en los últimos 100 años, el impacto en los ingresos públicos sería de 1.0 por ciento del crecimiento.

Por otra parte, señaló que se cuenta con una Línea de Crédito Flexible abierta en el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 70 mil millones de dólares y el monto extraordinario de reservas internacionales en 178 mil 299 millones de dólares.

“Es nuestra prioridad, que estos fondos se puedan utilizar cuando se presente una recesión, como sucede en otros países que cuentan con estabilizadores automáticos”, comentó en su participación.

Refirió que las crisis económicas que México ha enfrentado, como la de 1982, la de 1994 y la de 2008, le han permitido aprender e implementar políticas para el manejo de riesgos.

NIEGAN RECORTE AL GASTO

El funcionario descartó que vaya a haber un recorte en el gasto público y aseguró que el Gobierno federal está siendo muy prudente en el ejercicio del mismo.

Lo anterior, fue en respuesta a lo que publicó el día de ayer Moody’s donde alertó que habrá menos crecimiento para este año por un recorte al gasto público en función del mantenimiento de la rectitud fiscal prometida por el Ejecutivo, y por los cambios en la política energética sumados al menor crecimiento previsto.

“Estamos siendo muy prudentes con el gasto, y lo que siempre se hace es que se tiene un escenario de salida, cuáles son los ingresos y el presupuesto que se ve después de aprobar el Paquete. Nosotros ahorita no vamos mal, no vamos a recortar el gasto”, dijo.

Señaló que en este momento la razón por la cual se tendría que recortar, sería por la disminución en la actividad económica que hubiera impactado los ingresos, los cuales no han sido impactados.

No obstante, aseguró que si hubiera necesidad de realizar un recorte se podría hacer; pero por el momento, aseguró que no se tiene contemplado.

La calificadora, que hace dos semanas bajó la perspectiva de México y de Petróleos Mexicanos (Pemex), anticipó un año desafiante para la economía del país y previó un alza desacelerada a 1.2 por ciento en 2019, desde 2 por ciento en 2018.

En tanto, durante el mes pasado, los indicadores manufacturero y no manufacturero regresaron a una zona de contracción de hasta 2.6 puntos, lo que sostiene la expectativa de una mayor desaceleración que la prevista a principios de año, señaló el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Gobernanza, desafío para las calificaciones del país

Las calificadoras, como Fitch Ratings, aseguran que uno de los principales retos que tiene el nuevo gobierno y que ha impactado en que bajen la nota crediticia del país y de Petróleos Mexicanos (Pemex) es la gobernanza, debido a que es muy baja.

El Jefe de Calificaciones Soberanas de Fitch Ratings, James McCormack, refirió que la caída en la gobernanza, fue una de las razones específicas que afectó para la degradación de la calificadora.

“La gobernanza es particularmente baja para México, es baja también en toda Latinoamérica, pero México sobresale, es débil y no parece que hoy vaya mejorando”, sostuvo el directivo.

De la misma manera, especificó que el peso de la gobernanza en asuntos macroeconómicos y de financiamiento externo afecta la calificación; por ello, si ésta se debilita, la calificación baja.

Aun con ello, aseguró que Fitch no prevé hacer una modificación próxima en la calificación, expuso que hay dos factores que podrían modificarla. “Hay fortaleza para darle otro nodo a la calificación y se vaya de ‘BBB’ a ‘BBB+’”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

scroll to top