Durazo recibe críticas, hasta de Morena, por “falta de resultados” y uso de la fuerza

El secretario de Seguridad Pública Alfonso Durazo, fue literalmente bombardeado de cuestionamientos, incluso de la bancada de Morena, en voz de su mismísimo coordinador, Ricardo Monreal, por la falta de resultados en esa materia y el incremento de la violencia en todo el país.

En comparecencia a distancia, Monreal lo cuestionó sobre la falta de resultados de la Guardia Nacional y la necesidad del uso de las Fuerzas Armadas para complementar sus tareas. Abiertamente le preguntó si ello no lleva a la militarización del país.

De manera inesperada, le recordó que durante la campaña de la actual administración, la estrategia de seguridad se iba a basar en la inteligencia, fundamentalmente, y no solo en el uso de la fuerza.

En este sentido, el líder de la Junta de Coordinación Política del Senado, lo inquirió en el sentido de que se ha privilegiado más la fuerza que la inteligencia, contra lo que se había prometido.

Así, el tono amable, pausado, abrió una nueva forma de comparecencia a distancia. En ese tono mesurado, simplemente le dijo que, por su trayectoria (la de Durazo) “está obligado a rendir frutos”. Pero además le lanzó interrogantes como éstas:

El acuerdo expedido por el Ejecutivo Federal y publicado el 11 de mayo, ¿implica falta de resultados de la estrategia de seguridad que usted coordina?; ¿La Guardia Nacional no ha tenido los resultados esperados, y por esa razón se decidió la utilización de las Fuerzas Armadas en temas de seguridad pública?; ¿Ello implica, en su opinión, la militarización del Estado?

Más aún, le dijo: ¿Dónde queda el objetivo de construir una corporación policiaca civil?; ¿Cómo se vinculan las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública con las obligaciones de las policías civiles en materia del uso de la fuerza o en el registro de detenciones?

También le recordó que la Corte Interamericana fijó parámetros para el uso de la fuerza y el cuidado de los Derechos Humanos, y las Fuerzas Armadas pueden actuar ahora pero a través de una participación extraordinaria, fiscalizada, subordinada, regulada y complementaria, como la ley lo establece.

También la senadora presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Mónica Fernández, deslizó no sólo inquietudes sino críticas, por los últimos acontecimientos, y el diseño de los programas para atender la problemática de la seguridad pública, “la cual no parece mejorar desde hace 15 años”.

El titular de Seguridad Pública y responsable del actuar de la Guardia Nacional, saludó sonriente, desde su pantalla,  a cada uno de los y las legisladores por nombre y respondió que “no hay cambios en la estrategia de seguridad nacional, pues se privilegia la inteligencia sobre el uso de la fuerza, de tal manera que no se han suscitado represiones”.

Explicó que los acuerdos tomados  no implican dotar de mayores atribuciones a las Fuerzas Armadas, sino por el contrario: limitarlas. Agregó entonces que el acuerdo –del 11 de mayo–, permite  que el Ejército ejerza doce de las facultades que tiene el reglamento de la GN, pero más que facultades, aclaró, son atribuciones.

También entró en el tema del reclutamiento de la GN, e informó que mes a mes avanza en su programa de incorporación de nuevos elementos. Se han graduado, dijo, seis mil elementos más, por lo que a su juicio resulta una contradicción hablar de militarización, cuando esta va a la baja:

“La GN cuenta en la actualidad con un despliegue de más de 90 mil elementos, y si bien no consolida aún sus capacidades operativas, este año se cubrirán 200 de las regiones de las 266 existentes, con un despliegue de 150 mil elementos, para llegar a 200 mil en el 2024”.

Hizo ver que muchas veces son los procesos judiciales los que hacen que se trastoquen las acciones. Y ejemplificó con la reciente detención de 31 sujetos de la Unión Tepito, y que luego fueron liberados por la mala elaboración de la documentación correspondiente.

Aseguró a los legisladores que “ahora los informes policiacos se hacen con mayor responsabilidad, y eso es parte de la formación institucional”. Para Durazo, la GN es un éxito en materia de seguridad y apego a los derechos humanos.

Alfonso Durazo dijo que el acuerdo presidencial que da origen a la Guardia Nacional, no solo fue aprobado de manera unánime en el Congreso de la Unión, sino también por las 32 legislaturas locales.

El acuerdo es “un instrumento jurídico adicional que aterriza una disposición constitucional para darle mayor funcionalidad”.

Al referirse al alcance que ha logrado la Guardia Nacional, Durazo aclaró que las metas no se han alcanzado, pues de las 266 regiones que se propusieron, solamente se ha cubierto 150. “ Este año vamos a terminar de cubrir 200 y el próximo año cubriremos las 266”.

Por otro lado, Durazo Montaño explicó que en el marco de la emergencia sanitaria por el Covid-19, la Guardia Nacional, las Fuerzas Armadas y la Marina, aplican el Plan DN-III, el Plan Marina y el Plan Civil.

Indicó que el número de elementos que apoyan las tareas de la emergencia sanitaria, por parte de la Sedena, son 27 mil 364; 12 mil 508 de la Secretaría de Marina; 10 mil 470 de la Guardia Nacional, y 637 pertenecientes al Servicio de Protección Federal.

Sus tareas, precisó, están enfocadas principalmente al resguardo de almacenes, hospitales, transporte de insumos prioritarios para la atención de los enfermos y la distribución de alimentos en las zonas más afectadas del país.

 

 

 

You may also like...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *